Gestionar el estrés de los exámenes

Gestionar el estrés de los exámenes

“¡No permitas que el estrés te bloquee. Para, respira y organízate!”

El estrés es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a los desafíos y nos puede ayudar a superar situaciones difíciles ya que nos mantiene atentos y preparados para afrontar cualquier reto. Ahora bien, cuando el estrés es excesivo, también puede llegar a bloquearnos.

La clave está en encontrar el equilibrio entre las dos situaciones.

Los exámenes son uno de esos retos en los que a menudo podemos sentirnos estresados. Nos aumenta la frecuencia cardíaca, cambia la respiración y se liberan hormonas en nuestro cuerpo que pueden hacernos reaccionar con irritabilidad, dificultades para dormir, falta de concentración, pensamientos bloqueados, ingestas excesivas o exageradas, dolor de estómago, etc.
Pueden aparecer diferentes síntomas que afectan tanto a nivel mental como físico y también a nuestra conducta.

La planificación (mira) y organización (consejos) del estudio es una de las mejores formas para prevenir el estrés en épocas de exámenes. Debemos saber qué trabajo tenemos, decidir el tiempo que le tenemos que dedicar y tener todo el material necesario preparado.
Conocer lo que podemos abarcar nos hará estar más tranquilos.

También nos ayudará tener en cuenta algunos aspectos básicos de la vida cotidiana:

  • Realizar ejercicio físico regularmente libera tensiones, nos hará sentir mejor.
  • Alimentarse de forma sana  y equilibrada.
  • Dormir suficientemente, unas 8 horas diarias, nos ayudará a concentrarnos mejor y a tener un estado de ánimo positivo (mira el apartado de sueño reparador) .
  • Controlar los pensamientos negativos. Nos son los pensamientos los que generan ansiedad, sino la interpretación que hacemos de ellos, por lo tanto mejor enviarse a uno mismo pensamientos positivos del tipo “estoy preparado, lo superaré” , “otras veces me ha pasado y lo he hecho bien” … (fíjate en nuestro lenguaje interno)

Importante, tenemos que evitar:

  • Tomar estimulantes, aparentemente nos hacen estar más activos, pero nos pueden reducir la capacidad de concentración.
  • Todo tipo de distracciones mientras estamos estudiando, sobretodo las derivadas del uso del móvil, la TV…
  • Pasar muchas horas sentados estudiando. Hacer descansos cada 50 minutos y aprovecha para moverte.

 

Otros consejos:

  • Planifica el tiempo libre para desconectar y descargar tensiones. ¡Queda con amigos, diviértete!
  • Si te encuentras muy angustiado, prueba a utilizar alguna técnica de respiración y relajación. La meditación también es recomendable.
  • También puedes probar a escuchar música clásica, instrumental o ambiental, nunca canciones. El cerebro se estimula y mejora el estado de ánimo.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group