Alcohol

Alcohol

“El consumo excesivo y continuado de alcohol puede comportar problemas digestivos, neurológicos y cardiovasculares a largo plazo. ”

¿QUÉ ES?

Es la droga más consumida y aceptada socialmente en nuestro país y una de las que genera más problemas sociales y sanitarios. El alcohol se consume en forma de bebida y se puede clasificar en dos grupos:

  • Bebidas fermentadas: se obtienen a partir de la fermentación de los azucares que contienen algunas frutas (uva, manzana….) o cereales (cebada…) Ejemplo: Vino, sidra, cava, Cerveza. Este tipo de bebidas contienen entre un 5% y un 15% de alcohol puro (así que tienen una graduación que va desde los cinco a los quince grados)
  • Bebidas destiladas: se obtienen sometiendo las bebidas fermentadas a un proceso de destilación. Ejemplo: whisky, ginebra, vodka, ron… Estos son los ingredientes base de la mayoría de los cócteles. Contienen entre un 17% y un 45% de alcohol puro (por lo tanto, tienen una graduación que va desde los 17 a los 45 grados).

¿Cómo actua y cuáles son sus efectos y riesgos para la salud?

El alcohol se clasifica como una sustancia depresora, lo que significa es que enlentece la actividad cerebral (alarga el tiempo de respuesta, aumenta la incoordinación, disminuyen los reflejos,  genera somnolencia y relajación…).
Pese a ser una sustancia depresora, a dosis bajas puede parecer un efecto estimulador y producir una cierta euforia y desinhibición. Pueden aparecer también problemas de conducta graves como pérdida del control y episodios de agresividad.
En casos de intoxicación extrema puede llevar al coma etílico y a la muerte por parada cardiorrespiratoria.

Como todas las drogas, el efecto del alcohol está muy relacionado con la dosis que se ingiere, pero también varía de una persona a otra. La concentración de alcohol en sangre variará en función de:

  • Cantidad de alcohol ingerida
  • Peso (cuanto menos peso, afecta mas)
  • Sexo (la misma cantidad de alcohol afecta mas a la mujer que al hombre)
  • Velocidad a la que se bebe (cuanto más rápido, más afecta)
  • Comida (si se come, el alcohol tarda más en pasar a la sangre)
  • Si se ha mezclado con otras drogas, por ejemplo, el cánnabis
  • La regularidad con la que se bebe habitualmente

El consumo excesivo y continuado de alcohol puede comportar problemas digestivos, neurológicos y cardiovasculares a largo plazo.

¿Cuándo es un problema?

Identificar que tienes un problema con el alcohol no siempre es fácil. Hay algunos signos y síntomas que te pueden ayudar a identificar si necesitas ayuda.

Se te puede ayudar si:

  • Crees que bebes mucho y estás preocupado por ello
  • Cada vez necesitas beber más cantidad para notar el efecto deseado
  • Si la gente que te rodea te ha comentado que les preocupa el consumo de alcohol que haces
  • Si te preocupa cuándo podrás volver a beber
  • Si sueles consumir regularmente alcohol sin compañía
  • Si necesitas beber alcohol al levantarte o al irte a dormir

Si presentas alguna de estas características, puede ser que tengas un problema de adicción al alcohol.

Para saber más, visita http://drogues.gencat.cat/ca/ciutadania/Quan-el- consum-dalcohol-i- altres-drogues- es-un- problema/

¿Cómo puedo ser un consumidor de alcohol más responsable?

  • Conoce tus límites
  • No bebas mucha cantidad, ni demasiado rápido
  • Cuando empieces a notar los efectos del alcohol deja de beber
  • Si bebes no conduzcas! Intenta planear la vuelta a casa antes de consumir alcohol e ir bajo sus efectos
  • Evita mezclar alcohol y otras drogas, tanto drogas ilegales como tratamientos farmacológicos

¿Qué puedo hacer para dejar de beber alcohol?

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group