Pienso en morirme

Pienso en morirme

“Quizás estás pasando un período de vida complicado. La adolescencia y la juventud son momentos de construcción de la identidad y de muchos cambios personales. ”

¿Qué es?

A veces las cosas no te van bien, incluso tienes la impresión que nada te sale como tu quieres, y no te sientes bien en ningún sitio, ni con nadie, ni con los amigos, ni con aquellas personas que antes te hacían sentir bien, y te sientes como un barco sin rumbo ni timón, desesperanzado con el presente y con el futuro.

Cuando te pasa todo esto, entonces puede ser que también empieces a pensar que la vida no tiene sentido, e incluso que morirse sería una forma de acabar con todo aquello que te hace sentir mal. Si es este tu caso has de saber porqué te pasa esto.

Causas

  • Puede ser que estés atravesando un periodo de vida complicado. La adolescencia y la juventud son momentos de construcción de la identidad y de muchos cambios personales. En ese viaje hacia la vida adulta puedes sentirte sólo, perdido, sin control y estos pensamientos te pueden llevar a otros como es pensar en la muerte.
  • Puede ser que tengas problemas en la escuela, estás sufriendo acoso; o tienes problemas en casa con tus padres o con la pareja y no sabes cómo hacerles frente (mira el apartado Pasos para resolver un problema) ni cómo pedir ayuda.
  • Puede ser que lo que te pasa es que tienes una forma de ser y de pensar que te predispone a ser muy sensible a todo aquello que es negativo y muy poco a lo que es positivo en tu vida. Los pensamientos negativos hacen ver la realidad de manera distorsionada y te pueden conducir a tener pensamientos de muerte.
  • Puede ser que lo que te pasa es que estás deprimido. La depresión es un problema de salud muy común, que muchos adolescentes y jóvenes pueden sufrir y uno de sus síntomas puede ser pensar en morirse. También hay otros problemas de salud mental, como los trastornos de la conducta alimentaria, que te pueden hacer sentir tan mal como para pensar en morirte.

¿Qué puedo hacer?

  • Habla con alguien de tu confianza y explícale lo que te preocupa y lo que te pasa. Éste puede ser un buen comienzo para solucionar el problema (padres, profesores, tíos, hermanos mayores, amigos…)
  • Intenta ocuparte en cosas que te gustan y actívate físicamente. Haz deporte (Ejercicio Físico), come adecuadamente (Dieta Sana) y duerme el número suficiente de horas.
  • Relaciónate con amigos y/o familiares con los que te sientas bien
  • Sé positivo y piensa que las cosas cuando no van bien, sólo pueden mejorar, que sólo es cuestión de que pase un poco de tiempo y tener paciencia. Todos los problemas siempre tienen solución. Pide ayuda cuando lo necesites.

Cuándo es un problema

Si a pesar de todos tus esfuerzos y el de los que te rodean para que estés mejor, los pensamientos de muerte son diarios y continuados, o te hacen perder el control y hacerte daño, llama al 112 o ves a Urgencias del CAP o del hospital donde tienes a los médicos que te ayudarán.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group