Concentrarse

Concentrarse

“La concentración, el interés... eso es lo que importa. Las aptitudes aparecen, las herramientas se forjan por sí solas”

La concentración es la capacidad de mantener la atención centrada sobre un objetivo o una actividad en concreto durante un largo periodo de tiempo. La atención es la base de la concentración y un requisito indispensable para la adquisición de conocimientos.

La concentración a la hora de estudiar no sólo se consigue con voluntad y motivación, hay otros factores a tener en cuenta:

  • Fíjate el objetivo de lo que has de estudiar e intenta cumplirlo. Ten en cuenta que también necesitarás realizar algún descanso.
  • Si tienes que estudiar más de una asignatura, cambia aproximadamente al cabo de una hora, de esta forma alargarás la concentración.
  • Estudia en un lugar tranquilo, en el que estés cómod@ y donde no haya ruido. Los factores ambientales perjudican la concentración.
  • Procura tener el material a mano y todo aquello que necesites consultar (horarios, libros, apuntes, etc.)
  • Avisa a los miembros de tu familia, para que no te molesten y no sufras interrupciones.
  • Prescinde del móvil, de la TV y de aparatos de música.
  • Intenta aislarte de las preocupaciones que puedas tener, haz un paréntesis.
  • Escoge un horario de estudio adecuado, no puedes estar demasiado cansado para empezar a estudiar. Tampoco es recomendable hacerlo después de comer o de cenar.

Para potenciar la concentración  tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de actividades que pueden ayudarnos, entre estos: el ajedrez, los sudokus, sopas de letras, juegos de mesa, etc.
También podemos hacer ejercicios concretos, como subrayar todas las “e” que hay en un texto, y después ir aumentando la complejidad incluyendo más letras a la vez (por ejemplo todas las “e”, ”m” y “p”).

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group