Oigo voces

Oigo voces

“Se sabe que algunas personas, por predisposición genética, tienen una mayor vulnerabilidad para escuchar voces o vivir otras experiencias inusuales.”

¿Qué es?

¿Oyes voces? Escuchar voces que los otros parecen no escuchar o que se encuentran dentro de tu cabeza es una experiencia inusual pero más común de lo que podríamos pensar. Técnicamente se llaman “alucinaciones auditivas”, y se trata de percepciones que se producen sin ningún estímulo externo que las provoque.

Actualmente se sabe que entre un 3 y un 5% de la población en países similares al nuestro escuchan voces en algún momento de su vida.

En muchas ocasiones las voces desaparecen con el tiempo, o la persona aprende a vivir con ellas. A pesar de ello, es posible que se convierta en un problema si tienes dificultades para afrontarlo, o si estás voces interfieren con el desarrollo normal de tu vida diaria, o si la experiencia te causa mucho estrés o angustia.

Las voces suelen parecer muy reales. A veces las cosas que dicen no son particularmente molestas, o son solo murmullos que con mucho trabajo consigues entender. Pero en muchas ocasiones son amenazadoras o insultos, intensas o gritos o pueden estar comentando lo que haces todo el tiempo, o mandarte cosas, o aparecer diversas voces que hablan entre ellas de ti.

También puede ser que parezcan provenir de la radio o de la televisión, de la casa de los vecinos o de grupos de personas, como si estuvieran hablando de ti, y traerte conflictos con estas personas. Puedes sentir que las voces tienen el poder de que hagas lo que ellas te dicen y que te cueste resistirte aunque no quieras hacerlo.

Como verás en el último apartado, en estos casos es aconsejable que tomes algunas medidas de actuación para afrontar la situación lo mejor posible.

Causas

Se sabe que algunas personas, por predisposición genética, tienen una mayor vulnerabilidad para escuchar voces o vivir otras experiencias inusuales. Además, acontecimientos muy estresantes o el consumo de drogas puede desencadenar su aparición.

¿Qué puedo hacer?

Si tienes dudas sobre si las voces que escuchas son alucinaciones auditivas y esto te preocupa, lo mejor es que lo comentes con alguien de confianza, para comprobar si la otra persona también las puede oír. Es importante tener claro que en el caso de que se trate de alucinaciones auditivas, ésta no pueden hacerte daño ni controlar tu conducta, ya que son fruto de tu mente.

A veces oír voces puede ser un síntoma de un trastorno mental y, en este caso, es necesario recibir la atención profesional adecuada.

Si tienes dudas sobre si necesitas esta atención, coméntalo con tu médico de familia, con tus familiares o con alguien de confianza.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group