Planificar el trabajo

Planificar el trabajo

“Para estudiar y hacer las tareas escolares es necesaria una buena planificación.”

Para estudiar y hacer las tareas escolares, necesitamos tener toda la información necesaria y planificar el tiempo del cual disponemos de forma que podamos sacarle el máximo provecho.

La falta de planificación, muchas veces está detrás de unos malos resultados.

Estaría bien tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Fíjate unos objetivos concretos a corto y largo plazo en función de las dificultades de cada asignatura.
  • Confecciónate un horario diario y semanal, lo más realista posible y revísalo periódicamente para introducir si es necesario posibles modificaciones.
  • Utiliza una agenda para asegurar que te lo apuntas todo (trabajos, fechas de exámenes, entrega de trabajos…) Prepárate también un calendario mensual o trimestral para tenerlo todo a la vista.
  • Intenta ser constante y no dejes que se te acumule el trabajo.
  • Estudia cada día, el mismo tiempo y a la misma hora. Puedes comenzar por una hora y media y, si es necesario, ajusta el tiempo. Estudia como máximo 3 horas diarias. Procura no madrugar ni tampoco te vayas a dormir demasiado tarde.
  • Utiliza estas horas tanto para estudiar (leer, entender, memorizar, volver a realizar los ejercidos, hacer resúmenes, esquemas, completar anotaciones, preparar los próximos exámenes…) como para realizar las tareas escolares (revisar los apuntes, hacer las actividades encargadas, realizar trabajo, etc.
  • Descansa de cinco a diez minutos por cada hora de estudio.
  • Dedica más tiempo a las asignaturas que te resultan más complicadas.
  • Estudia siempre en el mismo lugar. Procura que se respire la suficiente tranquilidad y silencio, que esté bien iluminado y ordenado y evita todo tipo de distracciones como la TV, el móvil….
  • Adopta una postura corporal saludable (espalda recta, pies apoyados en el suelo, distancia adecuada respecto al libro y al ordenador…)

Utiliza técnicas de estudio que te ayuden a conseguir el mejor de los aprendizajes:

  • Haz una lectura comprensiva que te permita relacionar los nuevos conocimientos con los ya adquiridos. Ayúdate de los apuntes que has cogido en clase.
  • Destaca o subraya las frases y palabras clave. Sólo aquello que es fundamental y que contiene las principales ideas. Comprueba después si lo que has subrayado tiene sentido respecto al contenido que has trabajado.
  • Sintetiza la información haciendo un esquema, un mapa conceptual o un resumen teniendo en cuenta las ideas más importantes. Además de para estudiar, también te ayudará a desarrollar tu capacidad de síntesis y de análisis.
  • Practica con exámenes simulados de la asignatura que estés trabajando.
  • También puedes utilizar reglas nemotécnicas que facilitan la memorización de conceptos específicos, relacionando palabras con imágenes, asociando imágenes, etc.
  • No olvides, sin embargo, que la mejor herramienta de estudio es tener una buena planificación.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group