Psicosis y otros trastornos asociados

Psicosis y otros trastornos asociados

“El episodio psicótico puede ser muy agobiante y aterrador, pero es tratable.”

¿Qué es?

Psicosis es un término que se usa para describir un grupo de síntomas psicológicos que afectan a la forma en que la persona entiende e interpreta la realidad. Típicamente se da al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta y afecta a 1 de cada 100 personas en España. Puede ser un síntoma de un trastorno mental grave (como un trastorno bipolar o esquizofrenia), pero también puede estar relacionado con el estrés, la depresión o el consumo de drogas y alcohol.

En un episodio psicótico, la persona pierde el contacto con la realidad tal y como la ve el resto de la gente. Le cuesta entender lo que pasa a su alrededor. Podemos escuchar voces estando solos o ver y sentir cosas que no son reales. También pueden mostrarse desconfiados y creer cosas que no tienen mucho sentido.

El episodio psicótico puede ser muy agobiante y aterrador, pero es tratable. Algunas personas sufren un único episodio psicótico y nunca más vuelven a vivir una experiencia similar. Otras personas necesitan tratamiento más a largo plazo.

Algunos síntomas de una psicosis son:

  • Alucinaciones: escuchar, ver, sentir y oler cosas que no son reales
  • Delirios: creer cosas que para el resto no parecen reales
  • Desconfianza: sentir que estás siendo perseguido o en peligro
  • Sentir que alguien de alguna forma está controlando tus pensamientos, sentimientos o acciones
  • Sentir que el tiempo pasa más rápidamente o más lentamente

Causas

La psicosis tiene diferentes causas. Ciertas personas nacen con una predisposición genética especial para sufrir psicosis. Además, el consumo de drogas como el cannabis y otras drogas estimulantes (cocaína, anfetaminas, MDMA, etc.) pueden provocar síntomas psicóticos.

Acontecimientos traumáticos también están relacionados con la aparición de psicosis y menos frecuente puede ser la causada por una enfermedad médica.

¿Qué puedo hacer?

Experimentar uno o más de estos síntomas no significa que tengas una psicosis. Busca ayuda. Coméntalo con alguien, con tus familiares, amigos o profesores.  Tendrías que ver a tu médico de familia o pediatra y él o ella te dirán qué puedes hacer.

Si tú mismo o un amigo presenta alguno de estos síntomas, y se siente en peligro, tienes que buscar ayuda y/o acudir al servicio de urgencias de tu hospital de referencia.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creación y desarrollo por Meeting Pharma Group